29/3/2010

"Nada es absoluto, todo es relativo"


 Desde hace días vengo pensando sobre qué escribir, quería hablar sobre algo serio o por lo menos no usar el extraño sentido del humor que tengo. Leyendo por ahí me encontré con varias explicaciones de teorías científicas aplicadas al día a día que nos toca vivir, y me llamó la atención una que lleva por nombre, el mismo que use para este post.

“Nada es absoluto, todo es relativo”, quizás sea una de las verdades más grandes jamás explicadas o por lo menos desde mi punto de vista psico-pirata-analista la mayoría de nosotros no lo tenemos siempre presente. Por la vida (algunos), tenemos el afán de tomarnos las cosas demasiado a pecho, creemos ser dueños de la verdad absoluta de todo, ¿pero ustedes se han puesto a pensar que quizás lo que a ti te convence no necesariamente tiene que convencer a los demás?, que en muchos casos ¿lo que está bien para ti, no es visto de buena forma por tu entorno?. Son argumentos válidos, aunque yo estoy con las personas que defienden su punto de vista hasta que se les demuestre su error, el asunto está en saber aceptar la equivocación.

Y aquí es donde hace su trabajo la frase, nada es absoluto cuando se tienen tantas variables, mi verdad va a depender de momentos, de espacios, de circunstancias, de sentimientos. La vida es lo más parecido a una ruleta, gira pero no sabes con exactitud dónde se va a detener, por momentos a pesar de que uno realice el mayor de los esfuerzos por conducirla y tomar las riendas, la vida parece tener voluntad propia y nos lleva a donde ella le dé la gana, dependiendo de las decisiones que tomamos en cada segundo pones en riesgo lo que va a suceder en el siguiente.

Nada es absoluto, porque todo en esta vida cambia, las cosas están en una constante metamorfosis, el amor, la amistad, el odio, el rencor; todo calma o se empeora pero nada es fijo. En realidad aplica para todo, las cosas se usan y se gastan, se pierden o te las roban, de igual forma están las personas, algunas te cambian, otras desaparecen, unas te aman, mientras otras te odian, a unas les importas y otras nisiquiera te necesitan.

Nada es totalmente cierto y nada puede ser del todo falso, la verdad está formada por un ‘todo’, que a su vez lo conforma ‘algo’, a partir de aquí deja de ser absoluta, porque el ‘algo’ ya es relativo. Esto quizás se presta mucho para un juego de palabras y como vengo hablando de ‘Nada’, me dispuse a buscar que es eso y lo que encontré más adecuado para su definición fue esto:

“La nada no es nada y como no es nada, puede ser cualquier cosa; pero no cualquier cosa puede ser nada. Para que cualquier cosa sea nada pues no puede ser cualquier cosa por lo que entonces será algo; pero si es algo pues ya no es nada porque la nada no puede ser algo y si no es algo, entonces es cualquier cosa; pero quedamos en que no cualquier cosa puede ser nada por lo que llegamos a la conclusión de que nada es nada pero nada no puede ser nada, ni algo, ni cualquier cosa.”

En resumidas cuentas, nada tiende a mantenerse constante, desde las situaciones que se nos puedan presentar hasta los estados de ánimo, todo es pasajero, todo cambia y todo está sujeto a miles de variables que pueden afectarnos en cualquier momento.

Pd: esta entrada no se debería tomar muy en serio, parte es producto de una conversación bajo efectos de sustancias contaminantes, si llego a tener razón en algo los créditos para cervecería Polar.

3 comentarios:

Oriana dijo...

(8) Nada es más simple, no hay otra norma, nada se pierde, todo se transforma (8)

;) un abrazo...

Jony... dijo...

siempre un placer contar contigo.. gracias por comentar =)

ALANGARVE dijo...

nada es total, ni absoluto, todo depende de una serie factores, elementos o circunstancias.